1. Conocer nuevos ecosistemas

Dentro del Jardín Botánico de Madrid existen diferentes ecosistemas los cuales el mundo de la flora está adaptados y combinado con el coniophora, de otros tipos de hongos. Es así que puedes explorar algunas plantas de hongos conocidos, como el Fungi.

  1. Aprender sobre el mundo botánico

En el jardín existen un Banco de Germoplasma que son la conservación de semillas silvestres y la colección de plantas vivas. Existen más de 2500 especias bien conservadas las cuales puedes apreciar.




  1. Conocer el descubrimiento sobre la evolución vegetal

Tendrás un viaje al pasado, visitando uno de los trabajos del naturalista Charles Darwin, donde se explica las características morfológicas y las consecuencias evolutivas de las plantas en el paso del tiempo. ¿Buscas disfrutar más intensamente de la naturaleza? El turismo ecológico es la mejor opción.

4 lugares que visitar en el jardín botánico

  1. Concientizar sobre la naturaleza

Si quieres crear conciencia de la importancia de las plantas y el efecto que tienen estas sobre el ambiente, la vida humana y animal, los recorridos en el jardín te llevarán por diversos lugares donde se puede apreciar la importancia de las raíces de los árboles, como filtran el agua, además de cómo estas ayudan a mantener el árbol con vida. Y si estás en sudamérica, no te preocupes, también puedes visitar el jardín botánico de Bogotá.

  1. Lugar de aventura para los niños

Los niños aman, correr, experimentar y aprender, esas son las ventajas que tendrán los niños al visitar el Jardín botánico de Madrid. Ya que es rico en cultura y aprendizaje sobre la conservación de la naturaleza. ¿Viajas con niños? Aquí algunos consejos…



  1. Oportunidad para conocer el arte del Bonsái

Existen una gran variedad de ejemplares dentro del jardín, además de conocer un poco de la historia sobre los cultivadores que trajeron el Bonsái a ese lugar.

  1. Para relajarse con amigos o familiares

Caminar y disfrutar de las atracciones del mundo vegetal y botánico, es ideal para pasar un día de relajación con la familia o amigos, además de aprender sobre el mundo natural.




Compartir el artículo!