Los vehículos de hoy en día tienen diseños muy complejos que los del siglo XX, incorporando más electrónica de computadora, chips de silicio, motores sofisticados y carrocería innovadora. Sin embargo, el mismo cuidado básico del automóvil todavía se aplica a todo tipo de vehículos y puede extender la vida útil y la resistencia de su vehículo. El mantenimiento del automóvil es una de las medidas de precaución que puede tomar para mantener su automóvil funcionando sin problemas y aún nuevo en la carretera. Si pasa mucho tiempo conduciendo su automóvil sin un mantenimiento básico, su automóvil desarrollará problemas irreversibles en todo su sistema que lo pueden intimidar.

Los siguientes consejos básicos de mantenimiento del automóvil tienen el potencial de mantener su vehículo funcionando de manera óptima incluso sin visitar el garaje o llamar a su mecánico con regularidad.




1) Nunca omita el servicio programado

Omitir el servicio programado de su automóvil puede ser perjudicial para su bienestar. Debe consultar la guía del propietario para conocer los períodos exactos para los servicios de mantenimiento programados. En general, el mantenimiento garantiza que los mecánicos verifiquen y reemplacen diferentes piezas desgastadas para mantener el vehículo eficiente y seguro. Aunque parezca costoso, el servicio programado de automóviles garantiza repuestos y experiencia genuinos en su vehículo y actualiza su historial de servicio. En consecuencia, cuando finalmente decida vender el automóvil, atraerá a muchos compradores potenciales a precios más altos.

2) Realice la Inspección Técnica Vehícular (ITV) en fecha

Al igual que el servicio oficial de su coche, la ITV o inspección técnica vehicular además de obligatoria es muy necesaria para detectar posibles fallas o factores de riesgos en su coche. Para ello debe concurrir a su centro de inspección correspondiente, por ejemplo itv las palmas. Para este proceso se debe realizar una cita previa, para obtener día y hora del control.

3) Compruebe los niveles de aceite

La verificación de los niveles de aceite de su automóvil es muy simple ya que ayuda a determinar si el motor requiere un cambio de aceite. El motor de su automóvil puede comenzar a funcionar mal con niveles de aceite demasiado bajos o demasiado altos. Debe estacionar su automóvil en un terreno nivelado para verificar con éxito los niveles de aceite ideales. Una vez que el automóvil se haya enfriado, sáquelo y limpie la varilla. Insértelo completamente en el tubo de inmersión durante unos segundos y luego extráigalo para verificar los niveles de aceite. El nivel de aceite está bien solo si cae entre las marcas baja (L) y alta (H).

4) Reemplace regularmente el filtro de aire

Los filtros de aire obstruidos pueden dañar el motor y el rendimiento del automóvil. El control y cambio regular de sus filtros de aire mejora la aceleración de su automóvil y economiza el combustible en condiciones normales de reemplazo. También mantiene el rendimiento de la transmisión.



5) Compruebe la presión de sus neumáticos

Usar un calibrador de llantas es la mejor manera de verificar la presión de sus llantas en lugar de solo mirarlas o presionarlas manualmente. También debe tener un neumático de repuesto en el maletero en caso de un pinchazo imprevisto. Dichos controles regulares ayudan a mejorar la eficiencia del combustible, reduciendo el desgaste de los neumáticos y asegurando la alineación correcta de los neumáticos.

6) Lavar regularmente el coche

Tener un horario estricto para lavar su automóvil mantiene su apariencia única y asegura que su acabado mantenga su brillo. Nunca permita que su automóvil permanezca sucio por mucho tiempo con capas de lodo, productos químicos, excrementos de aves e insectos muertos, ya que eliminan la pintura y la cera gradualmente. Además, solo use productos de limpieza certificados en lugar de jabones y detergentes domésticos, incluso si le gusta lavarse usted mismo. Jabones y detergentes pueden deshacer la cera protectora.

En general, debe asegurarse de que todas las partes del vehículo se mantengan regularmente, incluidos los neumáticos, el motor, el combustible, la pintura, los elementos eléctricos, la luz y el eje. El mantenimiento básico del coche es muy sencillo. Sin embargo, si no tiene el tiempo o las habilidades para realizar algunos procedimientos, llame a su mecánico de inmediato.




Compartir el artículo!