Planificar el presupuesto doméstico es una actividad relativamente fácil, aunque al principio puede llevar tiempo. Gracias a ella, puedes determinar con rapidez y eficiencia la estructura de los ingresos y los gastos, y evaluar cuánto puedes ahorrar cada mes. A continuación te presentamos algunas técnicas populares para controlar los gastos y los ahorros.

Aplicaciones en el móvil

Los móviles nos acompañan prácticamente a todos los lados. Por eso las aplicaciones que ayudan a controlar los gastos y los ahorros están tan de moda últimamente. Es normal, ya que siempre tenemos el móvil a mano. Además, apuntar en la aplicación hasta el más mínimo gasto es muy rápido, sencillo y cómodo. Si quieres planificar aún mejor tu presupuesto, no dejes de comprobar las posibilidades que ofrecen las aplicaciones más populares.



Guardar las facturas

Otro método que suele gustar, sobre todo a las personas que tienen la costumbre de meter todos los recibos en bolsillos, bolsos, mochilas y cualquier sitio que se les ocurra, es guardar los facturas. Esta técnica lleva bastante tiempo, sobre todo al principio. No solo hay que recoger los recibos de las compras, sino también clasificarlos y separarlos por tipo, p. ej. los recibos de la comida, la gasolina, y demás. Pronto te darás cuenta de que tus gastos tienen un patrón definido. Quizás te percates de que estás gastando demasiado en comida en comparación con lo que cocinas. O puede que llegues a la conclusión de que ir a trabajar en bus te sale más rentable.

Artículo recomendado:   5 ideas para el uso de SELLOS en pequeñas empresas

Organizar el presupuesto doméstico en una libreta

Este método está relacionado con la colección de facturas. También puedes evaluar la estructura de los gastos y los ahorros haciendo una tabla en una libreta. Aunque esta técnica requiere más tiempo, puede ofrecer ventajas cuantificables y será la opción ideal para la gente que no tiene móvil o no quiere utilizar aplicaciones para sumar los gastos.



Primero, los ahorros

¿Alguna vez has pensado: «de momento no voy a ahorrar nada a principios de mes, ya lo haré a finales antes de la siguiente nómina»? Este es uno de los mayores errores cuando se trata de ahorrar, ya que puedes tener la certeza de que acabará faltándote el dinero. Lo mejor es ahorrar un importe específico o un porcentaje de tus ingresos justo después de recibir la nómina.

Artículo recomendado:   7 razones para contratar un equipo de Abogados

Recuerda: las cosas no siempre salen según lo planeado

Piensa en las veces que has tenido que afrontar gastos inesperados que han trastocado todo tu presupuesto. Por desgracia, no hay mucho que se pueda hacer al respecto. Incluso las personas que tienen bastantes ahorros pueden encontrarse con situaciones que superan sus posibilidades económicas. En esos casos, los préstamos rápidos son una gran solución que permite cubrir cualquier gasto inesperado, como una avería en el coche o un electrodoméstico roto.



Esperamos que nuestros consejos te ayuden a controlar los gastos y los ahorros de tu hogar. Saber cuánto gastas y cuánto ahorras te permitirá dormir más tranquilo y evaluar con realismo tus finanzas y las de tus seres queridos.