¿Qué productos comprar a crédito? Consejos claves

Cuando no posees los fondos necesarios para comprar algún producto o aparato, tienes que obtener dinero adicional de algún lado. Fuentes hay de todo tipo. Puedes pedir un préstamo a amigos, aprovechar el débito de la cuenta o usar la tarjeta de crédito. Otra posibilidad es el préstamo o crédito online, que últimamente se puede conseguir rápido y sin salir de casa. ¿Qué tipo de financiación debes elegir según tus necesidades? ¿Es lo mismo un préstamo que un crédito? ¿Es razonable solicitar financiación externa cuando sí cuentas con los fondos necesarios?

Préstamo o crédito online, ¿en qué se diferencian?

En el lenguaje coloquial, los conceptos de crédito y préstamo se utilizan de forma indistinta. Sin embargo, en el sentido económico se diferencian en cuanto al objetivo para el que se conceden. En el caso de los créditos, debes utilizarlos para comprar un bien concreto. Sin embargo, con los préstamos no existe la necesidad de indicar su fin en el contrato. Por lo general, en el caso de los créditos se establece un sistema de devolución a plazos. En la actualidad, las tiendas de internet ofrecen ventas a plazos basadas en un crédito online o dinero exprés. El sistema ajusta la cuota destinada a la compra automáticamente. Al mismo tiempo, se comprueba la solvencia del cliente en el fichero ASNEF. De este modo, puedes comprar productos a plazos sin salir de casa. Es una solución de lo más cómoda, ya que en muchos casos los plazos no llevan intereses y se devuelve únicamente el importe prestado. También puedes encontrar préstamos online sin fines específicos en distintas páginas web. En estos casos, recibes el dinero directamente en tu cuenta bancaria. Sin embargo, hay que tener cuidado con los bancos en la sombra. Los intereses de los préstamos pueden superar la cuota total que solicites. Por lo tanto, primero lee bien los contratos de préstamo o crédito para evitar sorpresas desagradables.

¿Qué formas de financiación conviene considerar al comprar bienes de consumo?

Si no cuentas con los ahorros necesarios pero necesitas comprar un producto de forma imperiosa, tendrás que recurrir a financiación externa. En el mercado hay varias posibilidades para obtener fondos adicionales. Las primeras dos son los créditos online o los préstamos de dinero que ya hemos mencionado. En el caso de los aparatos menos caros, se puede utilizar el débito de la cuenta o una tarjeta de crédito. Sin embargo, tienen un periodo de devolución bastante breve, por lo que debes obtener los fondos para la compra rápidamente. Otra posibilidad es que tu familia o amigos te presten dinero. Sin embargo, es complicado encontrar a una persona que firme un contrato de préstamo y te transfiera el dinero.

¿Qué productos merece la pena comprar mediante un crédito?

Comprar con un sistema de créditos es razonable si quieres desarrollar tu historial crediticio. Por lo tanto, aunque tengas tus propios fondos, la compra a plazos puede ser una buena solución, sobre todo si te planteas pedir una hipoteca en el futuro. Por eso merece la pena pedir financiación externa para comprar pequeños aparatos, sobre todo ahora que casi todo se puede comprar a plazos, ya que los bancos te verán con buenos ojos si no te demoras en los pagos.


Para leer otros artículos relacionados con "¿Qué productos comprar a crédito? Consejos claves" visita la categoría "Finanzas".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir