Los fletes resultan ser un dolor de cabeza al momento de elegir uno acorde con el bolsillo. Sin embargo, no se puede negar que siempre habrá una opción mucho más económica que todas las demás. Por lo general, esta es que casi siempre se elige. Ahora bien, esta opción con frecuencia no es la mejor. Hay varios motivos por los que no se debe contratar fletes económicos.

Contratar fletes económicos
Handsome chauffeur smiling at camera in the car

Motivos por los que no se debe contratar fletes económicos

Una de las cosas que más llaman la atención al hacer un contrato es el costo a pagar. Cuando el costo que se debe pagar es muy bajo, automáticamente se encienden las emociones. Sin embargo, en el caso de tener que contratar fletes económicos, hay que tener mucho cuidado al decidir. Los bajos precios pueden ser menos ventajosos en este asunto en particular. Estos son 5 motivos por los que puede pasar.




Al contratar fletes económicos no se incluye el seguro

El seguro de los bienes juega un papel muy importante al momento de contratar un flete. Quienes lo hacen, garantizan que sus bienes se encuentran en buenas manos aun si hay un accidente. Por ello, un flete sin seguro es como no conocer el destino final de la mudanza.

En el caso de contratar fletes económicos, los seguros no se verán en ningún lugar. Para ofrecer un servicio tan barato tienen que eliminar varios beneficios importantes para quien contrata. Por ello, hay que considerar si de verdad vale la pena invertir en algo sin garantías. De allí que la mejor forma de prevenir ante estos inconvenientes es evitando estos contratos.

Servicio de empaque de baja calidad

Un segundo motivo para no contratar fletes económicos es el caso de los empaques. La manera como se deben empacar las cosas para un traslado es algo de mucho cuidado. En especial, cuando son mudanzas que incluyen artículos de vidrio y objetos delicados, más necesarios son. Esto va relacionado con el cuidado que deben recibir.

Contratar fletes económicos



Ahora bien, los fletes económicos no proveen empaques adecuados para todas las cosas. En ocasiones, incluso, solo empacan cosas que no ameritan tanta atención. En otras, ni siquiera hacen un buen embalaje de los objetos. Por eso, no vale la pena arriesgarse a perder todo o a recibir todo golpeado.

Los cobros adicionales

También es importante pensar en por qué resulta tan económico el servicio. El caso es que muchas veces se termina pagando más de lo que sea convenido. Esto pasa porque en el precio de imagen no se encuentra la suma total de los costos. Muchos, después piden un pago final para poder completar la entrega.

Es por eso que antes de contratar fletes económicos hay que examinar bien todo lo que implica. No hay que dejarse llevar por el simple monto que se ofrece sino conocer todo en detalle. Esto significa que es posible encontrar mejores servicios por un monto mejor y más confiable.

Los reclamos y las consultas

Un cuarto punto que se debe conocer bien es el servicio de atención que se ofrece. Este campo es muy importante porque siempre se necesita una persona amiga dispuesta a atender. La idea es contar con alguien a quien consultarle cualquier inquietud y hasta presentar reclamos.



Los fletes económicos no brindan un servicio de atención al cliente de buena calidad. Debido a sus bajos costos se conforman con solo entregar los productos en el punto final.

Los tiempos de entrega

Un último motivo a considerar es el tiempo de entrega. Por lo general, no hay un compromiso serio en este sentido. Debido al poco dinero que se cobra, no se sienten en la obligación de atender a tiempo los envíos. Algunos, incluso, al recibir una propuesta mejor, simplemente terminan posponiendo el servicio que ya se ha contratado. Por ello, hay que considerarlo con cuidado.

Contratar fletes económicos

Lo económico puede no ser tan ventajoso

Como se puede ver, no siempre lo económico resulta ventajoso. En el caso de contratar fletes económicos, pueden ocasionar dificultades mayores que las soluciones posibles. Por eso, hay que tener mucho cuidado con lo que parece barato. La mejor forma de prevenir estas dificultades es contratando empresas de confianza. Y aunque algunas pueden ser más costosas, hay mejores garantías.




Compartir el artículo!